¿Qué ha fallado?

Hace un par de días fue 1 de diciembre. Todos aquellos que seáis usuarios habituales del metro de Madrid os habréis encontrado una gran cola de gente intentando comprar su abono mensual. Es algo que suele pasar cada primero de mes (Posiblemente se acentúe un poco si antes hay un fin de semana). Ha pasado desde que se creo el abono transportes mensual.

Durante un tiempo metro de Madrid no hizo nada por evitarlo y desde hace unos años decidió colocar estos carteles.

aglomeracionesmetro

Pero las colas siguen formándose.

¿Qué puede haber fallado?

Uno es la ubicación física de los mensajes desde luego no es la más adecuada. Suelen estar o al lado de las taquillas, con lo que tu realmente lo lees cuando ya estas haciendo la cola, o encima de los tornos, en realidad ahí no lo ves porque estas mirando por donde se mete el tiket.

Si a esto le añadimos un elemento el temporal. El cartel que si se ve, el de las taquillas, solo es observado el día que ya se ha formado la cola, mientras espera para comprar el abono.

Además cuando cada vez es más evidente que estamos en una sociedad audiovisual este cartel lleva siendo igual desde el principio. Con lo cual se convierte en parte del paisaje y no en un elemento destacado.

Incluso puede que no sea el medió adecuado. Tal vez deberían insistir más con la megafonía cuando se acercase la fecha o con unos vinilos en las puertas de los vagones y/o de las estaciones.

También ayuda mucho algo que el diseñador no puede controlar. El producto.
El producto lleva sin cambiar desde hace más de 15 años. En muchos países este tipo de tarjetas ya son como las tarjetas de crédito con un chip. Y así de este modo podría avisarte al pasar el torno o si te haces usuario registrado al hacerte el abono mandarte un mail o un sms al móvil.

Cuando trabajamos para un proyecto hay que tener en cuenta muchos elementos. Pero no solo el diseñador sino el cliente.

El diseñador tiene que crear algo notorio y diferente, pero también tiene que pensar en la temporalidad del mismo. La gran mayoría estamos acostumbrados a trabajar en proyectos de una duración escasa. Debería proponer ubicaciones porque se supone que hemos analizado los mejores sitios para el mensaje. Y no olvidarnos nunca que nuestro mensaje tendrá un momento de lectura que no solo competirá con otros mensajes sino también con las diferentes cosas que este haciendo o pueda hacer el consumidor en ese momento (leer el periódico, usar unos cascos…).

El cliente debe pensar que muchas veces los productos son los que necesitan evolucionar. Un buen producto casi se podría decir que funciona solo. Solo hay que informar sobre él.

¿Qués os parece?




    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: